Un ático con la luz y la madera como elementos clave

Reforma apartamento en Barcelona 01

Aunar el aprovechar al máximo las bondades de la luz natural y conseguir a la vez un espacio cálido y confortable gracias a una decoración con la madera como protagonista. Este era uno de los grandes objetivos de la reforma de este ático con luz en la calle Balmes, en pleno barrio del San Gervasi barcelonés.

A la hora de llevar a cabo una reforma, hay espacios que ofrecen un sinfín de posibilidades y de opciones cara a lucir un resultado final sobresaliente. Esta reforma llevada a cabo por Rehabitar y dirigida por Isabel López Vilalta y asociados es una buena muestra de ello. La base con la que trabajar era extraordinaria. Un ático céntrico, soleado y con mucha luz, habitaciones amplias y techos altos. La actualización de cada una de sus estancias ha dado como resultado un espacio totalmente aprovechable, con una decoración exquisita, práctica y confortable y una envidiable sensación de amplitud y bienestar.

La madera y la luz

La madera es la protagonista en prácticamente todas las estancias, empezando por ese parquet moderno y actual. Nos ofrece esa sensación de calidez que andamos buscando y que en ocasiones es difícil de encontrar en un ático y con tanta luz como este.  La elección de la madera como material en muchos muebles es otro punto positivo en la reforma. Casa a la perfección con el parquet del suelo y envuelve esta reforma en un espacio cómodo y elegante. Aporta una cierta sensación de bienestar que siempre es de agradecer.

El blanco de las paredes era prácticamente una obligación para esta reforma. Sus paredes lisas en tonos blancos aportan de un aire de minimalismo y elegancia la decoración integral de esta casa. Además multiplican el efecto de luminosidad de este ático abierto al soleado cielo de la capital catalana. Todo un acierto.

 

Las estancias

Para el salón se ha optado por seguir una línea actual y muy cercana a las tendencias del momento: muebles de estilo nórdico. Desde el sofá, hasta la mesa auxiliar y cortinas en perfecta sintonía con el color del sofá elegido. También se ha respetado la talla y las diferentes líneas decorativas de la parte central del comedor. Una chimenea rodeada de tonos dorados que combinan a la perfección con la tonalidad de la madera.

En las diferentes estancias observamos una inteligente disposición del mobiliario. Sofás de grandes dimensiones que recogen de lleno toda la luz para aprovechar al máximo esta energía natural. Lo mismo ocurre en el salón donde la disposición de la mesa y sus sillas. Estos muebles -de cierto toque vintage- quedan al amparo de la luz. Aprovechan todos y cada uno de los rayos de sol que atraviesan los enormes ventanales.

En las habitaciones, se aprovecha al máximo el espacio vertical. Todo un lujo para este de espacios donde en ocasiones los metros cuadrados son los principales antagonistas a la hora de pensar soluciones creativas y funcionales. En la parte baja del dormitorio infantil hay una gran zona de juegos y almacenamiento. En la parte alta, otro set puede ser utilizado igualmente como espacio para dormir (además debidamente protegido para evitar caídas). Se ha instalado un divertido columpio a modo de opción de bajada. Observamos un práctico sofá cama infantil cara a aprovechar y ahorrar espacio.

La zona de trabajo aprovecha la luz. Pero en esta ocasión se ha optado por darle un toque más clásico y lúgubre que favorece la concentración. Destacan los grandes estantes y el respeto a un falso techo bajo de madera. También resaltan las elegantes puertas correderas en tonos negros. Todo lo contrario al baño, de inspiración grecoromana. Está fabricado en mármol y con grandes espejos donde la luz natural aporta ese plus de espacio y amplitud tan necesario. En suelo, baldosas decorativas a modo de una elegante alfombra que atraviesa en línea recta todo el espacio.

Para la cocina, se ha optado por darle un tono elegante, distinguido y serio. En este ático la luz está presente durante casi todo el día. Se ha buscado aunar a la perfección esta gran ventaja con la solemnidad de la madera. Se ha elegido un parquet diferente al del resto de la casa. La cocina está flanqueada por ventanales y puertas de cristal de color oscuro. Unos detalles que la hacen elegante, sencilla y práctica huyendo de las cocinas modernas imperantes en las tendencias actuales.

El exterior

Y por último, cómo no, su gran terraza. Este ático incluye en este espacio exterior elementos naturales. El parquet con una protección especial le ofrece un plus de intimidad. El colofón a un proyecto con muchas posibilidades. Se ha aprovechado el espacio al máximo siempre teniendo la iluminación como principal reclamo.