Cuando lo sencillo es la mejor opción

Para conseguir la casa de tus sueños se necesitan unas buenas ideas, el asesoramiento de expertos y materiales de calidad. En ocasiones, a la hora de emprender un nuevo proyecto o llevar a cabo una reforma nos complicamos tanto que todo el complicado proceso para conseguirlo se convierte en algo tedioso y estresante. Y es que llevar a cabo una reforma tiene que ser una experiencia ilusionante.

¿Qué por qué te contamos esto? El estudio de arquitectura e ingeniería Espacio2 ha logrado una reforma integral con un resultado elegante, sencillo y actual sin grandes artificios. Transformar un espacio cualquiera en un hogar cálido y confortable y conseguir con ello un apartamento moderno, en perfecta consonancia con las tendencias actuales y donde la iluminación y la sensación de espacio son los pilares básicos.

La madera y el color blanco forman parte ya de esas reglas no escritas en la guía de la decoración del siglo XXI. La madera como el material más versátil, favorecedor, noble y fácil de mantener. Queda genial en cualquier lado: en muebles, en el parquet, en rodamientos, en ventanas, para revestir escaleras… y el blanco, un color neutro que ha conseguido en los últimos años desplazar esa absurda idea de elegir numerosos colores para decorar la casa abusando con ello en una extensa y poco favorecedora gama cromática tan en desuso.

Como podemos ver, en esta reforma la escalera se erige como núcleo central de la casa. Una escalera sencilla, elegante y de líneas rectas que se incorpora a la perfección con el resto de la casa. Llegamos a las habitaciones y aquí la madera vuelve a ganar espacio, esta vez también como cabezal de cama de lado a lado de la habitación. La tonalidad de la madera y el blanco en paredes, muebles y ropa de cama nos ofrecen un favorecedor acabado nórdico.

En el baño, la reforma de este apartamento continua con su misma línea: la madera y el blanco, incluso el blanco como mueble de baño y la madera como base de la pila. Adornados ambos con un original espejo de inspiración vintage. Los grandes armarios que podemos encontrar en las habitaciones es otro plus que merece la pena destacar, aprovechar cualquier metro cuadrado es indispensable en toda obra que se precie.

Por su parte, para la cocina se ha optado también por el blanco tanto en el mármol de la misma como en los azulejos cara vista de las paredes. Una cocina además semiabierta al salón comedor y separado por una elegante cristalera que permite conseguir una sensación de mayor amplitud y un mejor aprovechamiento de la luz natural. Los muebles en este espacio vuelven a ser de inspiración sueca, es decir una reinterpretación moderna de los muebles de toda la vida con esas sillas con respaldo de barras y una tosca pero elegante mesa de madera.

Y finalizamos en la terraza que se accede a ella por el salón y que comunica por tanto a su vez con la cocina. Se ha revestido el suelo de madera que soporta mejor los cambios climatológicos y térmicos y una gran mesa para disfrutar de una casa confortable, moderna y equilibrada.